El Ordenamiento y Liderazgo De La Mujer En La Iglesia Evangélica

Picture of stlaorg

stlaorg

Estudiante: Estevan Giordano
Profesor: Mg. Raúl Hinojosa S.
Seminario Teológico Latinoamericano
Ensayo Argumentativo
Lima Perú
2023

Introducción
En el siglo I en la iglesia primitiva la mujer no tenía un rol protagónico en lo que
respecta al liderazgo, o al ordenamiento ministerial en la congregación. En la
actualidad este punto es causa de gran controversia dentro de las diferentes
denominaciones en la iglesia evangélica. A tal punto que los que han adoptado la
postura del ordenamiento y liderazgo femenino son llamados rebeldes por los que
sostienen lo contrario, y los que apoyan a la mujer como líder tratan de retrógradas a
los que sostienen lo contrario ¿Cuáles son los principales versículos bíblicos que se
oponen al ordenamiento y liderazgo de la mujer en la iglesia evangélica? ¿Cuáles son
los principales versículos bíblicos que apoyan el ordenamiento y liderazgo de la mujer
en la iglesia evangélica? La biblia apoya el liderazgo y ordenamiento de la mujer.
Aunque esta controversia comprende el campo eclesiástico cabe mencionar que la
mujer tiene el derecho y la capacidad dadas por Dios para presidir cualquiera sea el
campo. El objetivo del presente ensayo es demostrar el liderazgo y ordenamiento de la
mujer en la iglesia evangélica, ya que es ahí donde la iglesia encuentra un gran
potencial para su crecimiento.


Argumentos que se oponen al liderazgo y al ordenamiento de la mujer en la
iglesia Evangélica

Los versículos bíblicos más utilizados para oponerse al liderazgo de la mujer
dentro de la iglesia evangélica son con frecuencia los mismos, es por ello que se hará
un estudio de alguno de los textos más empleados, y contundentes para oponerse al
liderazgo de las mujeres, para que posteriormente se evalúen como argumentos
válidos o inválidos. Estos se pueden dividir en dos grupos, los versículos que denotan
la autoridad del varón sobre su esposa, y los que denotan la autoridad que tiene todo
varón sobre toda mujer en la iglesia. Siendo los versículos bíblicos del primer grupo:
Efesios 5:22-24, Colosenses 3:18, Tito 2:5, 1 Pedro 3:1, Efesios 5:23, Génesis 3:16.
Estas citas bíblicas mencionadas corresponden a la autoridad del varón sobre su
esposa. Ahora se mencionarán los versículos que corresponden al segundo grupo: 1
Timoteo 2:11-12, 1 Corintios 14:34-35, 1 Corintios 11:3. Estos últimos textos
pertenecen al segundo grupo.


En cuanto a estos dos grupos, es necesario enfatizar que el primero no trata
temas concernientes al liderazgo de la mujer en la iglesia, sino que trata sobre temas
familiares. Evidencia de esto es que todos los versículos del primer grupo denotan el
mismo mensaje: «Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor,
porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia (RV
1960, Efesios 5:22-24). Por este motivo estos versículos no se tomarán como

respecto a este punto es importante notar que todos estos conocedores del contexto y
el propósito no emplean este conocimiento en la interpretación de los versículos
bíblicos, esto puede ser debido a un sesgo doctrinal. A continuación, se analizarán los
principales versículos bíblicos usados en contra del liderazgo de la mujer.


Según 1 Timoteo 2:12-15 ¿La Mujer debe Callar en la iglesia?
Para responder a esta pregunta tengamos presente en todo momento el
siguiente versículo bíblico: «Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne,
y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y
vuestros jóvenes verán visiones. Y también sobre los siervos y sobre las siervas
derramaré mi Espíritu en aquellos días» (RV 1960, Joel 2:28-29). Este pasaje de Joel
hace referencia a la iglesia actual, una parte de esta profecía se cumplió en el
pentecostés, pero aún se sigue cumpliendo en la vida de cada creyente sin distinción
de género, sea mujer o varón. Todos los creyentes tienen acceso a este poder y a los
dones del Espíritu, es por ello que la mujer puede desempeñarse de manera activa
dentro de la iglesia (J. Piper, 2006). Se puede notar que a pesar de que Piper asume
la postura complementarista, afirma que la mujer tiene las mismas capacidades que el
varón. Teniendo en cuenta este pasaje analicemos las palabras del apóstol Pablo en
la epístola de primera de Timoteo, sabiendo que las enseñanzas del apóstol Pablo
tenían que estar alineadas con las escrituras, específicamente se hace referencia a los
libros de la ley y los profetas. Ahora vayamos a la realidad problemática que
atravesaba la iglesia de Éfeso.


Esta carta fue dirigida inicialmente al presbítero Timoteo, hijo de Eunice,
alrededor del año 63 a. C. aprox. Timoteo fue enviado por Pablo a la iglesia en Éfeso
para ordenar el caos que estaba atravesando. En Éfeso los judaizantes estaban
esparciendo sus extrañas doctrinas, poniendo gran énfasis en cosas tales como las
genealogías interminables y las fábulas profanas y de viejas, y el dárselas de doctores
de la ley (W. Hendriksen, 2006, pág. 39). Aquí se indica que el problema era grave.
Además de esto, había muchos que sin ser doctores de la ley enseñaban doctrinas
incorrectas, incluso maestros prominentes (1 Ti. 1:6, 20; 3:3, 6; 5:17–25) por esto fue
necesaria la presencia de Timoteo, enviado por el apóstol Pablo, con la misión de
ordenar el caos específico en aquella iglesia, en aquel tiempo. (Hendriksen, 2006).
Ahora que ya se ha tratado sobre el contexto histórico que atravesaba la iglesia
de Éfeso, y sobre la importancia del propósito para la correcta interpretación de un
texto, este texto, primera de Timoteo 2:12-15, debe ser interpretado a la luz de Joel
2:28-29. Es por ello que se concluye que el Apóstol Pablo ordenó solo para ese
momento específico que la mujer guarde silencio, y que no ejerza dominio sobre el
varón. Aquí debemos notar que no fueron las mujeres las únicas que fueron calladas,
sino también muchos falsos maestros de sexo masculino. Nótese también como en
otros texto bíblicos aparecen mujeres eminentes. Uno de estos casos es el de
Priscila, quien enseñó la doctrina de Jesús al eminente predicador Apolos: «Y
comenzó a hablar con denuedo en la sinagoga; pero cuando lo oyeron Priscila y
Aquila, lo tomaron aparte y le explicaron más exactamente el camino de Dios (RV.
1960, hechos 18:26).


Argumentos que apoyan al liderazgo y el ordenamiento de la mujer en la iglesia
Evangélica

Ya que se han analizado los textos bíblicos en contra del liderazgo femenino,
llamada también la doctrina de complementarismo, ahora se analizarán los textos a
favor del liderazgo y ordenamiento de ministras mujeres. Con fines didácticos se
clasificará en tres grupos los versículos más usados para defender esta postura: el
primer grupo muestra principios bíblicos trascendentes a través de la historia, el
segundo trata de las capacidades de la mujer para ejercer el liderazgo, Por último,
tenemos los textos donde se puede ver a mujeres ejerciendo un papel protagónico y
de liderazgo en la iglesia.


Según Apocalipsis 5:10 todos somos sacerdotes (1 pedro 2:9, apocalipsis 1:6)
Dios ha hecho de todos los creyentes un pueblo de sacerdotes. Aquí notamos
una evidente igualdad, ya que en el texto no se hace distinción de género, sino todo lo
contrario. Millos (2010), en su comentario bíblico argumenta lo siguiente:
El resultado de la redención es un pueblo al que Dios hace reino y sacerdotes.
La misma posición es la que el apóstol Pedro señala en relación con la Iglesia
(1 P.2:99 […]Todo creyente redimido es hecho sacerdote de Dios y pertenece a
su reino (Col. 3:13; 1 P. 2:9) (pág. 421)
En este comentario se puede notar claramente que Millos considera que el
sacerdocio es competencia de todo creyente, sea varón o mujer. Entendiendo esta
verdad bíblica es necesario hacer un repaso acerca del sacerdocio hebreo, ya que
claramente es a lo que se hace referencia en todos los versículos bíblicos
mencionados. Nelson en su diccionario bíblico señala el manejo del sacerdocio a lo
largo de los diferentes periodos de la historia hebrea, los cuales son: periodo
patriarcal, periodo postpatriarcal, periodo monárquico, periodo de cautiverio, y periodo
de restauración.


Si bien es cierto que hubo grandes diferencias entre el sacerdocio de cada uno
de estos periodos es importante resaltar que el rol del sacerdote fue básicamente el
mismo. Wilton (1998) en su diccionario bíblico señala lo siguiente:


Las responsabilidades sacerdotales en todas las sociedades son básicamente
dos: la ejecución de los ritos religiosos y la comunicación con la deidad. El
sacerdote cuida del santuario y comunica las decisiones divinas. Representa al
pueblo delante de Dios y a Dios delante del pueblo (pág. 1284).
En este texto, Wilton señala que las dos funciones del sacerdote eran cuidar
del santuario, lo que significa que este era el responsable de ejecutar los actos
litúrgicos como ofrendas, y la faena que esto implicaba. La segunda función era la de
comunicar las decisiones divinas al pueblo ¿No es esto mismo lo que llevan a cabo los
ministros ordenados en las iglesias evangélicas? si Dios llama sacerdotes a todos sus
hijos ¿significa que todos, varones y mujeres, pueden desempeñar esta función
sacerdotal? La respuesta es sí, si pueden porque Dios así lo dice en las escrituras,
porque Dios ha dado este honor a todos sus hijos, además de que estamos todos
capacitados por el mismo espíritu de poder, El espíritu Santo.


Según Joel 2:28-29 todos somos profetas
Todo creyente es profeta, entendiendo el termino profeta como aquel que habla
de parte de Dios. Moreh Yosef (2023) da la siguiente definición de esta palabra:
En el idioma hebreo se leería “נביא” “nevii`”, lo que significa: “Aquel que
anuncia, uno que proclama o declara un mensaje recibido, un vocero, heraldo o
anunciador”. Un profeta es alguien que anuncia un mensaje por mandato de
otro usualmente de Adonay (párrafo 1).
Se puede notar que el profeta era aquel que hablaba de parte de Jehová, estos
eran los nevii Jhvh. En todo el antiguo testamento podemos ver que esta función fue
desempeñada por varones, a excepción de Hulda (2 Reyes 14-15), por lo cual
muchos han afirmado que la mujer actualmente no puede serlo ya que de un solo caso
no podemos afirmar tal enseñanza. Sin embargo notamos que según el versículo de
Joel 2:28-29 , esta función es dada a todo creyente. El comentario del antiguo
testamento Reina Valera dice lo siguiente respecto a este mismo versículo: «Sucederá
después de esto [es decir, una vez que Dios ha restablecido los años que se comió la
langosta], que derramaré mi Espíritu sobre todo mortal. Vuestros hijos y vuestras hijas
profetizarán”(1995). Queda claro que las mujeres también asumen este rol de parte de
Dios, ya que Dios mismo las ha nombrado profetas de Jehová. Por lo tanto, las
mujeres también pueden enseñar el mensaje de Jehová a los demás creyentes,
pueden ser maestras de escuela dominical; de adolescentes, adultos, etc. También
pueden ser las maestras principales de una congregación, es decir pueden ser
ministras ordenadas, esto quiere decir que también pueden asumir todas clase de
liderazgo.


Conclusión
Referente a los argumentos en contra del ordenamiento, y liderazgo de la mujer
en la iglesia evangélica se dijo que no todos los versículos bíblicos usados
frecuentemente son pertinentes, ya que tratan de temas familiares. En este punto se
explicó sobre la importancia del propósito para la correcta interpretación de un texto, y
cómo no hacer uso de este principio hermético puede resultar en controversia. Esta es
producida en parte por el desconocimiento de la realidad problemática que atravesaba
la iglesia de Éfeso, y también es probable que se deba a un sesgo doctrinal que
impide interpretar el versículo de 1 Timoteo 2:12-15 de manera justa. En cuanto a los
argumentos que apoyan el ordenamiento y liderazgo de la mujer en la iglesia
evangélica se trató dos principios esclarecedores, y fundamentales para este punto,
los cuales se mencionaron: todos somos profetas, y todos somos sacerdotes. Es por
estos principios que se determina el derecho y la capacidad de la mujer para su
ordenamiento y liderazgo en la iglesia evangélica.


Bibliografía
Hendriksen, W. (2006). Comentario Bíblico al Nuevo testamento 1 y 2 de Timoteo y
Tito. Libros Desafío.
Moreh Y. (2023). Docplayer. https://docplayer.es/89833819-Hnby-ha-navi-el-profetapor-el-rol-del-profeta-de-hoy-y-la-profecia.html
Pérez Millos S. (2010). Comentario Exegético Al Texto Griego Del Nuevo Testamento
Apocalipsis. Editorial Clie.
Piper, J. (2006). Yo Derramaré Mi Espíritu. Biblia.work.
https://www.biblia.work/sermones/yo-derramare-mi-espiritupor-john-piper/
Ray C. Stedman (1995). Comentario bíblico del antiguo testamento. Reina Valera,
libro de Joel. http://www.seminarioabierto.com/sinopsisat29.htm
Silva, M. (2016). Hermenéutica bíblica: Principios y procedimientos de interpretación
bíblica. Editorial Clie.
Wilton M. Nelson. (1998). Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia. Editorial Caribe

Comparte el post:

Artículos Relacionados

Información de Contacto

Copyright© 2023 STLA

Seminario Teológico Latinoamericano